30.12.18 —  Diario

Carrete de bloopers: 2018

Como mencioné en una entrada previa, esta entrada de blog representa la primera edición de lo que espero que se vuelva en una serie anual, y algo al cual llamaré el carrete de bloopers. Aquí echaremos un vistazo a unos de los momentos mas conmovedores del año y unas fotos que no se habían vista hasta ahora. ¡Vamos!

Enero

De vuelta al trabajo

Un nuevo año señaló mi vuelta a España de Inglaterra y a la oficina de Erretres, y no había mejor manera de celebrar mi primer día que personalizar una corona que encontré.

Afrontando el frío

Estando en mi piso en Madrid, tuve que volver a limpiar mi propia ropa, pero sin el lujo de una secadora, tuve que tender la ropa en el aire de 3°c. ¿Optimismo o estupidez? Decida tú.

En Murcia

Pasé unos días de enero en Murcia con mis padres y tíos. En la costa aproveché la oportunidad para refrescar mis habilidades náuticas, zarpando de unas de las playas.

Cake Club se junta

Siempre hablé en mi blog inglés de haber horneado pasteles de limón, pero nunca subí una foto de ninguna ocasión así – y ahora puedes ver el por qué: mis habilidades en sacar fotos grupales son horrorosas…

Febrero

De vuelta a la oficina

En la oficina de nuevo, una vez más encontré otra corona para probar. ¿Dónde estoy encontrando tantas coronas?

Ollie ve un partido de futbol

He titulado este párrafo así porque es una rareza para mí, pero tengo que admitir que disfruté de las payasadas más que el partido. Para empezar, hay esta foto de Loredana siendo cacheada, la que nos dio mucha gracia…

Y luego, durante el partido, tuvimos otra vez la oportunidad de demostrar nuestra capacidad fatal de sacar selfies al presentar yo mi aspecto favorito de la experiencia entera: los perritos calientes.

Marzo

Los padres visitan

En marzo mis padres me visitaron en Madrid, y fue su primera visita juntos. Seguro que mi madre estará muy feliz al ver que he compartido esta foto de ella mientras exploraba el Museo Cerralbo…


El agua nos ataca

En un momento tuvimos que cambiarnos de mesa cuando un chorro de agua empezó a caerse encima de nosotros de repente. ¡Aquí os presento la evidencia!

Echando de menos a la comida británica

En otro momento decidí intentar a hacer un scotch egg (un huevo duro envuelto en carne, rebozado y luego frito) en casa tras haberlos echado de menos hasta aquel momento. Como ves, sin embargo, es un proceso lioso…

Lluvia en El Escorial

Durante mi primer viaje a El Escorial, lo que nunca compartí fue que llegué bajo cielos tormentosos, y me llovió encima en unas ocasiones. No estuve muy contento…

Abril

Las gotitas de abril

El nuevo mes me llevó a ver a Kevin en Asturias, y me llevó al pueblo costero de Cudillero. Lo que no incluí en la entrada de blog, sin embargo, fue esta foto de mí al entrar en un túnel bajo las montañas.

Más gotitas de abril

Pocos días después, Kevin me vino a visitar en Madrid, pero una vez más la lluvia nos atacó, lo que nos obligó a buscar refugio en una parada de autobús…

Las frivolidades de Cake Club

Los cuatro que formamos Cake Club también pasamos muchas noches aprovechando al máximo la terraza de su piso.

Preparaciones para el maratón

Durante las preparaciones secretas, en las que Heidi y yo creamos camisetas personalizadas para animar a Loredana durante su maratón, las cosas se nos fueron un poco de las manos…

Doña Croqueta

Mis compañeros me dijeron un día que soy el vivo retrato de Doña Croqueta. ¿Ves la semejanza?

Fiesta de champán

Mientras volvía a casa un día, saqué esta foto de un tío que tenía seis botellas de champán en la Plaza de España. No tengo ni idea de lo que estaba haciendo, pero siento que si lo conociera, nos llevaríamos muy bien.

Mayo

Cabeza de luna

Empecé mayo con un viaje por toda Inglaterra para celebrar mi cumpleaños. En Liverpool, mi hermana me regaló una tarjeta de cumpleaños, adornada con su dibujo que representó mi “cabeza enorme”. Gracias…

Bebidas en Londres

En Londres, y justo antes de irme al aeropuerto para coger mi avión a Madrid, me junté con unos amigos universitarios para tomar unos cocteles en unos bares londinenses.

La Ollie se hace vieja

Al volver a Madrid, Luis me regaló un jabón de Lush con un mensaje precioso.

Ollie ve otro partido de futbol

Esta vez no había cambiado el Estadio Metropolitano por un campo mucho más pequeño en la que jugaba una amiga. Como ves, sin embargo, no me gustaba mucho…

Las magdalenas fallan

Ya que había invitado a mis amigos que viniesen a mi piso para ver la boda real británica, decidí hacer unas magdalenas británicas con forma de mariposa. El problema fue que no tenía un molde en el que hacerlas, pero pensé que podía emular uno con papel de aluminio.

Eso no acabó bien.

Dejadme sacar una foto de esta fachada

Se puede decir que mis amigos se hartan de que yo tome tantas fotos de rótulos antiguos y fachadas bonitas, y creo que me lo dejaron saber en esta foto, posando en frente del edificio para arruinar mi foto.

Junio

Me toca entrenar

En junio muchos buenos amigos se fueron de Madrid, así que decidí ponerme en forma ya que no había excusa porque nadie me estaba invitado a tapear. Me veo muy feliz al salir para correr por la mañana, ¿no?

Una fiesta Asturiana

Un finde volví a subir a Asturias para pasar las fiestas allí, y acabo de descubrir esta selfie de Kevin y yo mientras intentamos parecer sobrios.

Como hablar Yorkshire

De vuelta a la oficina, y tuve que explicar que en mi dialecto natal (soy del norte de Inglaterra) tenemos palabras distintas para “everything” (todo) y “nothing” (nada).

Julio

Dios salve el jamón

Disfruté mucho este trozo de arte callejero, el cual combina un dicho británico con el amor verdadero de España. God save the cured ham = Dios salve el jamón.

¿Otro sombrero?

Ah, mira quién tiene una cosa en su cabeza otra vez más. Esta vez estoy modelando una cinta que Luis me regaló para las fiestas de orgullo.

Luisa y Woody visitan

Y una de las primeras selfies que sacamos durante su visita capturó el peor ángulo de nosotros tres. ¡Increíble!

¿Una fiesta de cerveza española-alemana?

Durante un viaje por el norte con Kevin, accidentalmente acabamos saliendo toda la noche (ya un acontecimiento muy estándar para nosotros dos). Nunca compartí las selfies que sacamos después de unas pintas en una tienda enorme en Oviedo…

La gran decepción de Blackpool

Durante mis vacaciones veraniegas en Inglaterra, fui a un parque de atracciones en Blackpool con mi hermana y su novio. Nunca compartí fotos de nosotros tres, así que os regalo una foto de Ellie viéndose muy decepcionada que Valhalla (una atracción) estaba cerrado.

El gran verano británico

Mientras estuve en casa en Burnley, todos estaban bronceándose en el “calor”, pero yo me sentía frío.

Agosto

Fiestas callejeras

Nunca mencioné las fiestas callejeras madrileñas, así que comparto esta foto de Bogar y yo tomando las calles y bailando a Los Chunguitos…

Educación primera

No tengo ni idea qué pasó aquí, pero encontré un post-it en el suelo que dijo “please” (por favor). ¿Por favor? ¿Alguien implorando compasión? Nunca se sabrá.

Momentos en la playa

Durante otro viaje a Asturias, Kevin y yo pasamos una tarde larga relajando en una playa en Lastres. Aquí está una selfie que omití por su iluminación fatal – llamadme vano si queréis – pero la cual ahora me resulta graciosa porque puedes ver a Kevin en el fondo entrando en pánico al darse cuenta de que no tiene ni idea de donde coger al autobús de vuelta a Oviedo.

¡Asturias, patria querida!

Esta foto es de un vídeo, pero aún me daría una vergüenza que no te puedes imaginar si fuera a compartirlo con vosotros. En la foto estamos en Lugones, cantando el himno asturiano sobre las 5 de la mañana después de haber bebido unas botellas de sidra. ¡Esta foto horrorosa representa uno de los mejores momentos del año!

Septiembre

Ellie y Johann visitan

Septiembre empezó con la llegada de hi hermana y su novio. Tenían mucho sueño al llegar, y no se contuvieron al compartir dicho cansancio con el resto de la ciudad.

La tipografía es mi pasión

En la oficina, había diseñado un nuevo fondo de pantalla (hecho en la Times New Roman). En la foto sale Elena, mostrando una cara que supongo que utiliza para atraer a los hombres.

Los del norte

Un día después estuve en Asturias de nuevo, y Kevin me sacó para tomar unas cañas por la calle. Aquí está en su hábitat natural: rodeado por copas plásticas de cerveza barata.

Octubre

Llegando en Noruega

Uno de mis viajes favoritos del año fue mi vista a Oslo para visitar a Heidi, aunque al llegar yo el clima casi me mató. Aquí se muestra el momento en el cual decidí comprar el abrigo amarillo, ¡el cual no he dejado de usar hasta entonces!

Dejando mi piso

Uno de los momentos más locos de mi 2018 fue mi decision de irme de Erretres y volver a Inglaterra, y una semana antes de mi último día en la oficina, me fui a otro piso temporalmente.

Mi último día en la oficina

Esta foto debe ser una de las mas tristes que he compartido – mi escritorio vacío al final de una época.

Noviembre

Patatas fritas y salsa de curry

En noviembre volví a Inglaterra, y no había mejor manera de empezar que comerme un plato típico del norte: un sándwich rellenado con unas patatas bañadas en una salsa de curry. ¡Alta cocina británica!

Diciembre

Comiéndome unos crepes

Esta foto la sacó Luisa al verme comiendo unos mini-crepes en los mercados navideños de Mánchester. Bueno, no es navidad hasta que te comas unos crepes bañados en Nutella.

Un fin de año fabuloso

La última foto es de nuestro camino de hace unos días, y es un outtake de una sesión fotográfica en la que mi hermana intentó sacar una foto seria de mí. De repente gritó una palabrota, y consiguió tomar esta foto.

Así concluyo esta vista breve de unos de los mejores y peores momentos de 2018. Ha sido un año de cambios grandes, de conocer a muchas personas nuevas y luego volverme a Inglaterra, pero lo he pasado muy bien, he conocido a grandes personas y he pasado mi mejor año hasta la fecha.

Mientras me siento aquí en Burnley y cuento las horas hasta que empiecen las fiestas del año nuevo, espero ver lo que 2019 trae. Al corto plazo, espero lanzar mi nueva web en las semanas siguientes, y hablando del largo plazo, ¡puede que tengo una noticia muy emocionante que compartir con vosotros en breve!

Ya solo me falta desearos un gran año nuevo, y espero volver en breve con unas novedades y más fotos. ¡Hasta luego!