30

Sep

2017

¡Grandes noticias!

30th septiembre 2017

Tengo que admitir que he estado escondiendo un secreto pequeño del público desde hace unas semanas, porque quise asegurarme de que todo se había concretado antes de compartir las noticias aquí. Esta entrada parece otra la que publiqué en el febrero de 2016, en la que revelé que había logrado conseguir seis meses de trabajar con Erretres en Madrid, ¡y estaba muy feliz!

Disfruté mucho de mi estancia allá, pero después tuve que volver a Inglaterra para realizar mi último año de la universidad, tras cual que me gradué durante el verano. Después de un año lleno de diversión y estrés entré en el mundo adulto de encontrarme un trabajo y hacer el balance.

Mi familia me ha apoyado mucho y me dejó volver a casa, así que otra vez más volví a trabajar en Burnley Youth Theatre, un teatro en que me he involucrado en capacidades variadas desde 2012. El equipo del teatro me ayudó mucho en descubrir mi pasión por el diseño y la experiencia que gané allá me ayudó en conseguir más experiencia durante mis años universitarios. Tras trabajar con una multitud de compañías y personas fabulosas tales como Sky, Elmwood y por supuesto Erretres, me encontré con la dilema de decidir adonde quise ir y lo que quise hacer.

Siempre sabía que después de trabajar en Erretres yo sí quería volver a Madrid, me enamoré de la cuidad durante mi primer visita en octubre de 2015, pero también me encantaba trabajar como parte del gran equipo en el estudio. Por eso me puse en contracto con el Creative Director Pablo y empecé discusiones sobre la posibilidad de volver, así que ahora mismo puedo revelar que recientemente he aceptado un puesto de trabajo en Erretres!

Artboard 1@0.5x

Las dos semanas pasados han sido absolutamente locas, especialmente dado que incluyeron una viaje a Lisboa, pero poco a poco he logrado arreglar todo lo que hace falta para mudarme a España. Todo ha sido como un torbellino, a pesar de que en el momento en que se publica esta entrada estaré en un avión volando hacia Madrid, y no puedo describir cuanto emocionado me siento. Aterrizo hoy, sábado el 30 de septiembre, y mi primer día en la oficina será el lunes el 2 de octubre. ¡No hay descanso para mí!

Todo esto significa que estaré basado permanente en la capital española para la futura previsible, y mis viajes de vuelta a Inglaterra serán infrecuentes por causa del costo de volar durante las temporadas altas del año como la navidad. Espero que mi español aquí en mi blog se haga cada vez mejor mientras mi fluencia mejora (ojalá)… Seguiré publicando en mi blog inglés antes de traducirlo aquí, pero espero poder hacerlo más rápido con el paso de tiempo.

Me gustaría dar las gracias a todas las personas que me han ayudado lograr lo que siempre quería hacer, estar en la cuidad que amo trabajando con un equipo divertido en una gran compañía. ¡Levantaré un vaso a eso! Goodbye, Inglaterra…


25

Sep

2017

Los hermanos Briggs en Lisboa

25th septiembre 2017

La semana pasada estaba en Lisboa de nuevo después de mi última visita en febrero, ¡pero esta vez fui acompañado por mi hermana Ellie! Exploramos la cuidad durante cinco días, paseando por las calles bonitas de la cuidad y viajando en un tren hacia otra cuidad cerca de la costa. ¡Prepárate, que hay muchas fotos!

Ellie and the patterns of Lisbon

Ellie y los azulejos

Aterrizamos el miércoles por la tarde y salimos inmediatamente a explorar después de dejar nuestras maletas en el hostal. Descubrimos mucho del centro de la cuidad durante nuestro primer día de exploraciones, caminando hacia los muelles y entonces al barrio del oeste.

Some good signage type

Buena tipografía

The gate by the waterfront

La puerta

The old shop facades of the city centre

Las fachadas antiguas del centro

Cuando teníamos un poco de hambre fuimos a un sitio que Izzy y yo visitamos en febrero, en cual que disfrutamos muchísimo de una gran cena, llamado la Tabera da Rua das Flores. Cuando llegamos sin embargo el tiempo de espera había alcanzado una hora y media, así que decidimos ir a otro restaurante y volver a la taberna el día siguiente.

The sun begins to set on our first day

El sol se pone durante el primer día

Acabamos visitando un buen sitio llamado Fábulas, en el que nuestro camarero nos dijo que había protagonizado en un anuncio para la cerveza local Super Bock, y Ellie cenó un strudel de verduras que me pareció raro pero era muy rico.

El próximo día desayunamos en un pequeño café al lado de nuestro hostal que se hizo nuestro sitio preferido en el que desayunar por las mañanas, y luego salimos por la zona más antigua de la cuidad en el este, una area que se llama Alfama. Esta zona es la única que sobrevivió el terremoto del 1755 que destruyó la mayoría de Lisboa, y su edad se reveló por las calles inclinadas y miles de escaleras.

Relaxing during a wander round Alfama

Relajándose durante un paseo por Alfama

The traditional tinsel was out in full force

El espumillón tradicional

I love a good window

Me encanta una ventana bonita

Disfrutamos mucho de vagar por las escalaras y colinas de la zona, aunque sean muy hostiles. Hasta logramos ponernos en orden para sacar un selfie antes de que nuestro cabello se arruinó por dicho viento salado…

Obligatory sibling selfie

El selfie obligatorio

Something too cool for us about punk, probably

Algo sobre punk, no lo sé…

Resplendent in red

Resplandeciente en rojo

Como podéis ver arriba, básicamente obligué a Ellie a ser una modela para estar en frente de unos fondos bonitos que se nos presentaron mientras caminábamos. Cuando no estaba ordenándola ponerse en frente de puertas brillantes sin embargo, tomamos mucho tiempo para empaparnos en las vistas y el ambiente – hasta que el viento nos hizo demasiado frío…

Colourful and carefree

Muy colorado

A blanket of terracotta

Una alfombra de terracota

Vimos unas cositas peculiares en Alfama, incluyendo una paloma que desafió la gravedad y un intento débil de tapar una sección de una pared de donde se había caído unos azulejos…

It's time to try defying gravity, I think I'll try defying gravity!

¿Que pasa?

Well... they tried

Bueno… intentaron

Tras una pausa para tomar pan con tomate y un buen café, por fin empezamos a bajar por la colina y pasamos por unas de las iglesias de la región y más arte callejero.

An explosion of colour

Una explosión de color

Pink and wavy

Rosa y ondulada

Después de volver al nivel del mar y intentando sin éxito a encontrar una comida vegetariana para Ellie en un mercado, eventualmente nos rendimos y fuimos por el tren a una zona del oeste de la cuidad que se llama Belém. Allá paramos para comernos unos pasteles, nos bronceábamos un poco en el sol y fuimos a echar un vistazo a unos de los edificios y monumentos.

Hasta logré sacar esta foto de un arco iris que apareció brevemente cuando la fuente se hizo fuerte. Estaba muy orgulloso de la foto, cual que lleva un trocito del puente famoso de Lisboa, pero creo que Ellie se estaba poniendo aburrida en sentarse y esperarme mientras que yo miraba a los arcos así que pronto volvimos al centro de la cuidad.

A rainbow over Belém

Un arco sobre Belém

 

Una vez habíamos vuelto al centro fuimos directamente a la Taberna da Rua das Flores y logramos conseguir una mesa pequeña para dos tras una espera de solo 30 minutos. Utilizamos ese tiempo para comprarnos una de las tartas de nata famosas, así que no era tan malo, y luego la cena definitivamente valió la espera.

Después de tapear, volvidos al hostal para refrescarnos y luego caminamos a un bar con una terraza con vistas sobre la cuidad. Una amiga de Ellie nos había recomendado este bar, y no salimos decepcionados. Tomando un buen mojito y mirando sobre las colinas preciosas de la cuidad, pasamos una hora hablando en el ambiente relajante antes de volver al hostal para descansarnos antes de la aventura del próximo día – una excursión a Sintra.

Colourful flora of Sintra

Flores colorados en Sintra

Sinta se está situado a 40 minutos por tren en las afueras de Lisboa, y descubrimos que vale mucho la visita – ¡solo hay que asegurarse de que el abono este cargado antes de ir a la estación para esquivar las colas enormes en los quioscos! Al llegar inmediatamente decidimos a parar para comer y localizarnos, así que hicimos nuestros planes mientras comí una tostada mixta y bebí una botella de agua de 2L – ¡aunque sea ventoso el sol aún nos cogió!

A mysterious shrine

Un santuario misterioso

Empezamos por subir una colina a través de un parque espléndido, donde encontramos el santuario de arriba. Después de echar un vistazo no nos ayudó averiguar el por qué estaba situado allá, un jardinero que habló español se nos acercó, y me explicó que era un sitio en que se dice que una santa local apareció hace muchos años.

Tras perdernos al salir de dicho parque, eventualmente encontramos en centro turístico de Sintra, y caminamos hacia uno de los castillos numerosos. Decidimos no entrar en este palacio blanco, más bien nos sentamos en un banco a su lado, empapándonos en las vistas y comiéndonos una bolsita de palomitas de maíz que Ellie había comprado.

A pretty decent view

Una vista bien bonita

Antes de ir a Sintra, yo había recordado que había visto un palacio muy colorado online al investigar la cuidad, no obstante no pudimos verlo en las colinas que nos rondaron. Tras Googlearlo rápidamente, descubrimos que el sitio que queríamos visitar se llama el Palacio de la Pena, así que fimos a la oficina turística para preguntar como pudimos usar el transporte publico para llegar ahí – ¡era un viaje en un presupuesto!

Después de perder el primer autobús porque estaba lleno, eventualmente logramos subir la colina y desembarcamos el autobús en las puertas de los jardines del palacio. Entonces tuvimos que pagar más dinero que esperábamos para entrar, pero una vez habíamos encontrado el palacio nos dimos cuenta de que valió el dinero – la arquitectura y las vistas que se nos presentaron eran maravillosas.

Walking up to the castle

Subiendo el castillo

The gorgeous colours of the palace

Los colores magnificos del palacio

Mientras estaba sacando foto tras foto de las paredes colorados y los azulejos, Ellie se fue y encontró una puerta pequeña que yo probablemente no habría visto. Volvió a informarme que dicha puerta ofreció acceso a un camino llamado “el camino de la pared”, así que entramos por la puerta a descubrir lo que era.

¡Resultó ser uno de los momentos más impresionantes sino aterradores del viaje entero! Nos encontramos pisando encima de la pared que rodea el palacio, un camino que ofreció vistas sorprendentes desde la ubicación alta. La única cosita incomoda era que el viento era implacable, así que pronto nos volvimos frío y con miedo de ser soplado de las paredes peligrosamente bajas del camino…

The moorish castle in the distance

La vista del castillo moro

Once we’d had a few minutes taking in the views of the moorish castle and the landscapes beyond, we soon hurried along the wall walk and back to the other, sun-bathed side of the castle, where we basked in the warmth for a good moment, before eventually descending back to grab the bus back into the centre of Sintra.

Una vez habíamos pasado unos minutos en mirar hacia el castillo moro y las vistas más allá, nos dimos prisa en volver al otro lado más soleado del castillo, donde nos bañamos en el calor durante un buen momento, antes de eventualmente volver al autobús y al centro de Sintra.

The yellow and sunny side

El lado amarillo y más soleado

A mishmash of architectural styles

Una mezcla de estilos

Una vez habíamos vuelto a Lisboa, fuimos al barrio llamado Barrio Alto, la zona perfecta para cenar or tomar algo en uno de los cienes de bares pequeños. Aunque éramos cansados, decidimos cenar y encontramos un restaurante con unas vistas maravillosas sobre el agua y el puente rojo famoso. Allá disfrutamos de una selección de tapas, pero pronto nos encontramos en el hostal durmiendo porque Sintra nos había agotado.

El día siguiente estábamos en el centre de Lisboa de nuevo, y otra vez nos encontramos enfrentados con una cantidad ridícula de escaleras. Le aseguré a Ellie que valdría la pena, porque íbamos a subir a un mirador que ofrece vistas incomparables de la cuidad.

One down, plenty to go

Un mar de escaleras

The view from the top

La vista

A candid shot during the descent

Pasando por las calles

 

El viaje al próximo destino en el otra lado de la cuidad nos puso de pie otra vez, pero aseguramos parar frecuentemente para tomar una limonada o sacar unas fotos más…

Lisbon in one picture

Lisboa en una sola foto

The patterns and colours of the city are something else

Los colores de la cuidad son incomparables

 

Another view of the city

Otra vista de la cuidad

Una vez estábamos más bajo en la cuidad, era hora de subir por la colina del otro lado, así que decidimos cuidarnos en tomar el metro en vez de caminar. Cuando salimos del metro nos recibió una vista impresionante al mirar por una avenida hacia la costa. ¡Por la segunda vez nos sentimos en la cima del mundo!

Looking towards Lisbon

Mirando hacia Lisboa

 

Tras eso bajamos un poco para echar una visita a un sitio que Ellie había encontrado en Instagram, un jardín botánico llamado Estufa Fría. No estábamos esperando mucho más que una selección de plantas en un invernadero, nos quedamos muy impresionados por el tamaño del lugar. Un minuto estábamos paseando por una sección fría de arboles y plantas, y otro minuto estábamos en un invernadero enorme corriendo entre una selección de cactuses. Para Ellie, una estudiante de la biología, ¡este sitio era el cielo!

Trees growing indoors?

Árboles

Una vez habíamos visto toda la fauna y comido un helado bien frío, volvimos al centro para disfrutar de otra cena deliciosa en Fábulas. Esa noche, y dado que era sábado, salimos por Barrio Alto para beber caipirinhas, cervezas y un vaso de vino en el gran ambiente de la cuidad.

What's going on here?

¿Que pasa por aquí?

El domingo por la mañana salimos bien temprano, volviendo a Alfama porque habíamos disfrutado mucho del paseo que dimos unos días antes. De allá fuimos a tomar un autobús hacia un sitio que yo quería visitar, el museo nacional del azulejo.

Every colour of the rainbow in Alfama

Cada color del arco iris en Alfama

Este museo no era el lugar favorito de Ellie, pero me gustó mucho explorar los diseños y colores y descubrir el proceso técnico de producir los tipos variados de azulejo que se encuentran en la cuidad. Una sección que era impresionante era la capilla dorada, que nos sorprendió porque no esperábamos encontrar una capilla en un museo de azulejo…

The chapel

La capilla

Eventualmente yo tenía demasiada sed y Ellie tenía demasiadas ganas de comerse un buen pizza, así que acabamos comiendo en un bar local. Volvimos al centro llenos de calorías que probamos un poco de chocolate ruso que no nos gustó, y entonces yo tenía un plan para subir a Barrio Alto por uno de los elevadores amarillos famosos…

The elevador

El elevador

Esa noche era nuestra última en la cuidad, así que volvimos al bar con la terraza para celebrar con unos cocteles. Llegamos más temprano que antes para disfrutar de la oportunidad de ver la puesta del sol sobre los techos de la cuidad.

Night falls over Lisbon

El sol se pone

La próxima mañana tuvimos que hacer nuestras maletas y luego dejarlas en el hostal, porque no íbamos a volar hasta la noche y tuvimos mucho más que hacer durante nuestro día final. La primera cosa en la lista era visitar el acuario, así que fuimos al norte de la cuidad en l mento y allá nos encontramos caminando hacía el sitio bajo un cielo gris.

Cloudy skies over the water

Un cielo nublado sobre el agua

Who doesn't love a garish paint job on a bench?

Un banco pintado con colores bien extravagantes

Con billetes ya comprados online, saltamos todas las colas y pronto estábamos en la primera exhibición, una exploración de plantas submarinas creada por el artista japonés Takashi Amano. Después fuimos a la estructura concreta que parecía flotar sobre el agua de las muelles, en la que se encontró la exhibición principal de vida acuática.

Let's name the species that live in the sea!

Buscando a Nemo

A precious sea otter

Una nutria de mar preciosa

Ellie disfrutó mucho de explorar esta exhibición, y luego después de comer en un centro comercial local, volvimos al centro de la cuidad por la última vez. Ellie tenía que realizar una compra muy importante en H&M, yo me olvidé comprar unas tartas de nata, y luego fuimos a echar una visita rápida al museo fotográfico de la cuidad. Encontré una gran exhibición con fotos de las épocas distintas de la historia de Lisboa, pero demasiado pronto era hora de cenar y luego recoger las maletas y volver al aeropuerto.

The photography museum

El museo fotográfico

Light filters into the metro system

Los rayos entran en el metro

Tras aterrizar en el aeropuerto de Liverpool en Inglaterra yo tuve que conducir por las autopistas a las dos de la mañana, ¡y solo dios sabe como logré no matarnos los dos! Por fin estábamos en la cama a las 3:30am. ¡Vaya viaje!

Tan agotador como sea, nosotros disfrutamos muchísimo de visitar la cuidad juntos y estoy esperando volver a Lisboa pronto. También me alegré acompañar a Ellie en sus primeras vacaciones en una cuidad, y estoy feliz que ella lo disfrutó tanto que está considerando hacerlo de nuevo en el futuro. Como hermano entonces mi trabajo aquí está hecho…

Manteneos atentos para noticias más emocionantes y una vista previa de mi nueva web durante los próximos días…


2

Sep

2017

Drama en mi aldea

2nd septiembre 2017

Vivir en una aldea pequeña puede ser un poco aburrido a veces, pero de vez en cuando algo agradable sucede que me hace apreciarlo un poco más. Hace unas noches salimos para caminar sobre las colinas dentro de mi casa, y encontramos una puesta del sol bonita y un grupo de ovejas que decidieron que yo sería su líder y me siguieron…

I do love a good sky

Me gusta un cielo bonito

My new crew

Mi nueva pandilla

 

Otro día me puse a ser chef y hice unos bollos, pero después de hornear 50 decidí que era la hora de usar los ingredientes que sobraron para hacer algo diferente, así que encontré un par de moldes pequeños y hice un mini pastel – hasta conducimos a la tienda para comprar crema batida fresca. Delicioso.

What's this, a cake for ants?!

¿Qué es esto? ¿Un pastel para hormigas?

 

Pero todo no ha ido sin problemas en la aldea, porque mi madre logró causar caos a través de estallar uno de los neumáticos de nuestro coche mientras manejando. Por eso el barrio entero tuvo que escuchar el drama que estaba sucediendo en la calle cuando mi madre y hermana llegaron a casa en un camión de remolque…

Ellie's having a great time

Ellie estaba disfrutando muchísimo

Home in one piece

¡Salta!

 

Entre todo eso he estado trabajando duro para construir mi nueva web, y me complace reportar que todo esta yendo bien. Ha sido un poco difícil, hay papeles en cada rincón de mi habitación llenos de números y cálculos, y he pasado la semana entera maldiciendo a mi laptop por no funcionar como se esperaba…

Calculations for days

Cálculos y cálculos

Pronto os traeré una prevista del nuevo diseño, pero este finde se pasará relajando y tal vez yendo a Blackpool, una cuidad costal en que se pone una gran exposición iluminaciones cada año. Pasé mucho tiempo allá durante mi niñez, ¡así que será una oportunidad de recordarla!


30

Ago

2017

El festival en el canal

30th agosto 2017

Este fin de semana mi padre y yo fuimos enfrentados con un problema. El festival de música R&B, el festival del canal local y un festival de espantapájaros estaban pasando a la vez. Después de unas discusiones, decidimos ir a visitar el canal de Leeds-Liverpool que pasa a través de mi cuidad natal para disfrutar de las actividades allá.

Heading down the straight mile

Pasando por mi ciudad

Flags show us the way

Las banderas nos guiaron

A road to nowhere

Un camino hacia nada

 

Tras un paseo por la longitud recta más larga de canal en el país entero, giramos por una esquina y nos acercamos hacia el festival en un sitio ex-industrial recién regenerado.

Looking skyward

Hacia el cielo

Passing the wharf

Cerca del pub

 

Acercándonos hacia el area, encontramos más barcos muy bonitos mientras pasamos por “The Inn on the Wharf”, un pub antiguo al lado de una zona de carga abandonada.

Dad snaps a photo

Mi padre saca una foto

Bunting galore

Tantas banderas

A nice little pot

Una bonita jarra

 

Desafortunadamente tuvimos que volver a casa antes de las 6:30pm para despertarle a mi madre y entregarla en su trabajo, así que pronto tuvimos que dar una vuelta al coche.

Old mill aesthetic

Un molino antiguo

A hole in the wall

Un hueco en la pared

Walking back down the waterside

Caminando por el canal

 

El domingo fuimos otra vez porque no teníamos la oportunidad de explorar la plaza en que estaba pasando todos los eventos. Tras aparcar en una zona cerca, bajamos una colina y cruzamos el canal y nos encontramos en el núcleo del evento.

Looking over Burnley

Un par de chimeneas

A collapsed roof

Derrumbándose 

En el camino pasamos por los edificios y molinos abandonados de la edad industrial pasada de la cuidad, pero vi belleza en el decaimiento y paré un rato para sacar unas fotos.

 

A window no more

Una ex-ventana

Green on green

Verde sobre verde

Drunk door

Una puerta borracha

 

 

 

 

Eventualmente encontré a mi padre vestido en una camiseta amarilla (muy útil en una multitud) y empezamos a explorar las actividades. Disfrutaba de unos bailarines, vi a unos artistas creando una plétora de cosas y hasta paré para ver una banda india – ¡su música era contagiosa!

A cheeky dance

Una danza

Looking over the tents

Mirando sobre la plaza

 

Después de vagar por el canal y ver a unas personas navegando en una canoa, nos encontramos y compramos una comida de “bao” – pan dulce chino rellenado de pollo frito y cerdo suculento. ¡Súper rico!

Artwork on the water

Arte en el agua

A pop up solar cinema

Un cine solar

 

Tras comer el tiempo se estaba volviendo muy Inglés y un grupo de nubes grises se acercaban, así que volvimos al coche y pasé el resto del día bañándome rodeado por velas. Felicidad.


22

Ago

2017

El cumpleaños de mi padre

22nd agosto 2017

El cumpleaños de mi padre sucedió este finde (su edad no se revelará), así que decidimos salir para pasarlo bien entre las siestas de mi madre que estaba trabajando por la noche. Primero fuimos a nuestro restaurante favorito de fish and chips local para disfrutar del plato tradicional…

But wait, a bus?

Espera – ¿un autobús?

Por si comer fish and chips no fuera lo suficientemente cursi, este restaurante dispone de un autobús antiguo aparcado detrás en el cual se puede disfrutar la comida, así que embarcamos y nos sentemos en uno de los asientos pequeños para comer la rica fritanga.

The only place to have a chippy

Un sitio único

Después de eso volvimos al coche y fuimos a un sitio que no había visitado desde hace muchos años, un lago llamado Hollingworth Lake. Llegamos en lluvias muy intensas, así que no tuve la oportunidad de comerme un helado – solo eché un rápido vistazo antes de volver a mi cuidad natal. El viaje de regreso se interrumpió por una vista muy asombrosa – ¡un arco iris doble!

Part of the rainbow

Una sección del arco

Parece que he logrado olvidar capturar el segundo arco más apagado, pero si miras a la esquina superior izquierda de la imagen de abajo, ¡podrías verlo!

Reflected rainbows

Arcos reflejados

Después de dejar a mi madre en su trabajo por la noche, mi padre y yo fuimos al condado Yorkshire para disfrutar de una comida de tapas y sangría en The Tapas Bar en Todmorden. En ese bonito bar comimos una variedad de comida rica – ¡nosotros dos dormimos bien tras llenarnos de pescado, chorizo y pinchos!

El domingo mi madre estaba durmiendo otra vez después de trabajar durante toda la noche, así que mi padre y yo salimos de nuevo para hacer algo festivo. Decidimos ir a Lytham, un pueblo en la este costa de nuestro condado, y tomamos nuestras cámaras para ver lo que pudimos ver – y yo esperé conseguir un helado (tenía muchísimas ganas de comer un helado durante el finde).

But what's this on the coast?

¿Qué es esto?

Después de aparcar y vagar hacia la costa, nos encontramos entre una colección de maquinas y barcos abandonados en la orilla del río Ribble. Escalé la reja del paseo marítimo y fui a investigar…

Rusting away

Oxidándose

An upturned boat

Un barco volteado

Sloping into the estuary

En las orillas

La línea de restos pareció continuar por siempre, así que caminé hacia un par de barcos encallados más cerca del agua. De repente me dio cuenta de que eso no había sido una idea tan buena, porque me puse a deslizar en el barro mojado. Casi me caí en una medusa varada – un desastre que justo logré evitar.

This boat has legs

Este barco tiene piernas

Another tractor has had its day

Otro tractor muerto

A blue and red tortoise shell

Una concha de tortuga azul y roja

Cuando llegué al fin de los restos, pasé por unos barcos condenadas que se habían olvidado desde hace mucho tiempo. Siendo inquisitivo, espié por las ventanas con mi cámara y tomé unas fotos.

Through the jaws

Las mandíbulas

What happened here?

¿Qué paso aquí?

Poco después oí unos sonidos extraños desde la tierra seca, así que volví al camino y me encontré en un aparcamiento provisional en una plaza que usualmente queda vacía. Se hizo evidente que habíamos llegado en Lytham durante algún tipo de evento especial, así que fuimos a investigar…

The British bunting was our first clue

Las banderas Británicas nos dieron una pista

Pronto se hizo claro que inconscientemente habíamos llegado durante el finde en que se estaba celebrando un Festival de los Años 40. Pasamos por unos asistentes vestidos en disfraces del época y de repente encontramos un par de aviones Spitfire de la segunda guerra mundial. Me gustó verlos, especialmente dado que yo recientemente había visto la película Dunkirk (la cual trata de la contraataque británica contra los nazis en el norte de Francia).

 

Spitfires in Lytham

Los Spitfires

Tras un aperitivo al lado de una recreación de un campamento soviético, echamos un vistazo en el Museo de Botes Salvavidas y luego volvimos al centro del pueblo para comer y vitrinear un rato.

Nice typography here

La tipografía me salió bonita

An old lifeboat

Un bote antiguo

Lleno de albaricoques secos y patatas fritas, eventualmente volvimos al coche y yo nos conduje a casa – 43 millas sin chocar ni una vez. ¡Qué éxito!

Oh, y por causa de las colas largas causadas por el gran evento, no logré obtener mi helado. Que dolor.


16

Ago

2017

Otro día veraniego

16th agosto 2017

Todo el mundo sabe que los veranos británicos llegan poco a poco, y que disfrutamos horas esporádicas del sol en vez de días o semanas completas. Menos mal que la Madre Naturaleza nos bendijo con un día caliente así que aproveché la oportunidad para salir vagando en el campo que rodea mi casa.

A nice good tree

Un buen árbol

Nos encontramos en Hurstwood, una pequeña aldea en que uno de los edificios data del siglo XVI. Desde allá tomamos un camino pequeño detrás de unas casas que va hacia un sitio en que dos arroyos se unen, y luego volvimos a la carretera a Yorkshire.

A building from the 1500s

Un edificio del 1579

Butterflies are out in force

Las mariposas han llegado

A recovering tree

Un árbol torcida

Vagando sobre una colina, volvimos a una de mis calles favoritas para caminar pero la que menos me gusta para conducir. El camino tortuoso de vía única conecta mi aldea con la carretera entre los condados de Yorkshire y Lancashire, ¡y es una trampa de muerte si intentas navegarla más rápido que 15mph! Curvas cerradas, puntos ciegos y un punto de cruce súper estrecho dan mucho miedo – pero el camino es bien bonito.

Somewhere beyond those trees lies Yorkshire

Detrás de eses árboles está Yorkshire

Looking down said danger road

La trampa de muerte

This has a Windows XP feel about it

Parece Windows XP

Justo antes de llegar en casa encontramos un campo de caballos, y uno en particular me llamó la atención por ser encantador con la crin blanca brillando en la luz del sol.

Hello there

Un ángel

Y así se concluyó un día de sol raro aquí en Inglaterra. Desde entonces el tiempo ha regresado a su programa usual de días lluviosos, ¡pero estoy esperando que pueda salir otra vez con mí cámara más pronto que tarde!


7

Ago

2017

Halifax y Hebden Bridge

7th agosto 2017

Después de semanas de preguntarme sin parar si yo quería acompañarlo, mi padre me trajo ayer para ver la modernización del Piece Hall en Halifax, una cuidad situada en Yorkshire, el condado al lado del nuestro. Antes de llegar en Halifax, primero paramos en la aldea bonita Hebden Bridge.

Chimneys over Hebden

Chimeneas sobre la aldea

Flowers along the way

Flores en el camino

Bajamos a una aldea viva con actividad por causa de una feria de coches antiguos, pero bordeamos por las multitudes para visitar el canal y echar un vistazo a unas de nuestras tiendas favoritas.

A back street

Un callejón

A lovely sign

Letras

 

Paramos para tomar un café al lado del canal, donde nos sentamos afuera y pasamos un rato disfrutando del ambiente bajo un cielo que estaba sospechosamente gris. Huelga decirlo que pronto empezó a llover, así que empezamos vagar hacia el coche por la calle comercial.

Street art

Arte callejero

A vintage car by the canal

Un coche viejo al lado del canal

A pretty little doorway

Una puerta bien bonita

Después de un comienzo precario debido a haber aparcado en una colina muy empinada, conducimos a Halifax para encontrar un parking y explorar el Piece Hall. Fuimos directamente al Piece Hall, una gran plaza que abrió sus puertas en 1779 y en que tejedores vendían sus pieces (piezas). Visité hace unos años pero su transformación me asombró.

The Piece Hall

El Piece Hall

 

La plaza que era desigual y compuesta de pavimento y césped se ha reemplazado por granito, y el edificio que lo rodea se ha renovado completamente. Las obras han introducido un nuevo sentido de vida en el edificio, y estaba lleno de gente de todas edades mientras estábamos allá.

A clash of styles

Una mezcla de estilos

 

Eché un buen vistazo en todas las tiendas, pero aún quedan muchas que llegar, así que pronto salimos para vagar por el centro de Halifax durante un rato. Antes de volver a casa fuimos a ver a mis abuelos en su casa cerca de Bradford, pero cuando llegamos no estaban allí, así que volvimos a casa aquí en Lancashire y tomé un té para relajar. Perfecto.


7

Ago

2017

Covadonga

7th agosto 2017

Cangas de Onís seemed like a very quaint and beautiful place, however Kevin was keen to show me a certain Roman bridge. Whilst heading for it I didn’t expect to stumble upon what presented itself to us – it was magnificent, with a fairytale background to boot.

Cangas de Onís era un lugar muy pintoresco, no obstante Kevin me quiso mostrar un puente romano. Mientras caminar por allá no esperaba que íbamos a encontrarnos en un sitio así – era magnífico, con un fondo desde una historia de un cuento de hadas.

My first look at the bridge

El puente

A view with the mountainous background

Una vista con el fondo montañoso

Después de un rato sobrecogiéndonos ante las tremendas vistas, dimos una vuelta por el rio para caminar sobre el puente. Mientras allá vimos más vistas impresionantes…

Heading upwards

Hacia arriba

The mountains seen from the bridge

Desde la cima del puente

A final look through

Una mirada final

 

Tras eso volvimos a la estación de autobuses para tomar otro autobús hacia los lagos. No sabía que signifique o lo que íbamos a hacer, pero supuse que iban a ser unos lagos bonitos con una tienda de regalos. Cuando el autobús empezó a escalar las montañas sin embargo, me di cuenta de que estábamos yendo hacia un sitio más especial.

El viaje era uno de los más aterradores que he experimento jamás, salvo los en avión (no puedo aguantar espacios confinados). Al mirar desde las ventanas pensé que podríamos haber estado en un avión de verdad, porque habíamos subido hasta que podíamos mirar sobre los nubes abajo. El vehículo tuvo que atravesar un camino súper estrecho con caídas escarpadas al lado, y experimenté momentos aterradores cuando giramos por curvas muy cerradas durante los cuales los rincones del autobús se extendieron sobre los bordes de la carretera y nos sentimos suspendidos sobre una caída enorme.

Que horror.

Tras jugar con la muerte para media hora, eventualmente llegamos ilesos en un parking que estaba situada entre un par de montañas verdes y bonitas. Descubrí que se nos habíamos transportado a un area de belleza natural exceptional, y que estuvimos al punto de escalar y caminar mucho en el calor intenso – y con mis piernas quemadas no estuve muy contento…

Our trek begins

Comienza el camino

Sin embargo rápidamente me olvidé del infierno en mis piernas, porque el paisaje estupendo en el cual me encontré pronto se volvió en una distracción bienvenida. Me sentí a millas y millas de distancia de la civilización, y no había nada para distraernos salvo un caminante esporádico y el sonido melódico de cencerros.

A forgotten path

Un camino olvidado

Después de un paseo por una mina abandonada y más cuestas, estábamos entre una manada de vacas, y saqué unas fotos que creo que son unas de las mejores que he sacado jamás.

Some amazing views

Esplendor

 

 

 

 

EDIT HERE::::::

Eventualmente vi uno de los lagos, al lado de que se situaba un restaurante que nos proveyó una pausa bienvenida y un bocadillo para animarnos. Dado que soy tal como soy, tuve que tomar una selfie la cual posee uno de los fondos más bonitos de todas las fotos que he sacado jamás…

The hills are alive

Las colinas están vivas

The cows having lunch with us

Las vacas comen con nosotros

Layers and layers of mountains

Capas y capas de montañas

Tras comer y rellenar mi fiel botella de agua, una vez más subimos hacía un mirador llamado entrelagos – que original. Este sitio vivía a la altura de su nombre, ofreciendo vistas en todas direcciones sobre los dos lagos impresionantes.

Desde allá empecemos a bajar rápidamente hacía el segundo lago, donde unas vacas se habían encontrado para pasar un rato mojándose los pies en el agua fresca. Envolví la correa de mi cámara en mi muñeca, y luego casi me caí por una cuesta precaria, pero al fin me uní con las vacas en el lago. Allí saqué más fotos estupendas, os dejo unas de mis favoritas aquí.

Taking a drink

Bebiendo un rato

Over the lake

Sobre el lago

I made a friend

Una nueva amiga

Old friends take a dip

Las amigas se bañan

 

 

 

Luego giramos para volver al parking y embarcar en el autobús por la carretera de la muerte (os juro que fue mucho peor durante el viaje atrás), y habíamos completado nuestro camino por los lagos y montañas de Asturias. Era una pena dejar las vistas sensacionales, pero me sentí aliviado estar sentado fuera del sol – y entonces Kevin me reveló que había una parada más por hacer.

Salimos del autobus antes de que llegó en Cangas de Onís, porque Kevin me quiso mostrar otra aldea pequeña. Haber visto una iglesia misteriosa en la altura de los árboles durante el viaje hacia los lagos, y me pregunté si estábamos yendo por allá, y como era de esperar salimos del autobús y esta vista impresionante nos dio la bienvenida:

Spires rise above the trees

Agujas sobre los árboles

 

Antes de subir e investigar el sitio aparentemente mágico, Kevin me guío a una cueva alta en las rocas del precipicio. Situada precariamente sobre una charca y bañada en el aroma de incienso, Kevin me explicó que la cueva es un sitio religioso y lugar de peregrinación para muchos cristianos españoles.

The chapel cave in the cliff

La cueva sobre el agua

Antes de escalar las escalaras, Kevin me dijo que tuvimos que caminar por la charca y beber de una fuente natural. Tuvo cinco caños, y se me dio instrucciones de beber de cada uno, y que si lo hice estaría cierto volver a visitar este lugar de nuevo. Lo hice, y rellené mo botella, y fuimos a visitar la cueva.

The font

La fuente

 

Visitar la cueva era una experiencia surrealista, contuvo una capilla pequeña y bancos para misas diarias. La fotografía no se permite en la cueva, sin embargo logré tomar una foto de la iglesia misteriosa desde el ángulo alto de las escalaras de la cueva.

A shock of red amongst the green

Rojo entre el verde

 

Después de salir de la cueva por otra salida, pronto estábamos yendo hacia la iglesia. Dimos un paseo por su exterior y saqué tantas fotos de la vegetación que era una tarea imposible seleccionar las cuáles subir aquí, así que os dejo unas de la iglesia y sus alrededores.

A view from the cathedral

Una vista sobre la vegetación

An imposing sight

Una vista imponente

 

Tras eso volvimos a tomar el autobús después de un día largo explorando las zonas rurales de Asturias. Tan agotador como fue sin embargo, lo pasé muy bien cuando cada rincón me dejó sin aliento. Kevin se había demostrado ser una guía y anfitrión excepcional, y durante esa noche pasamos un rato relajando y cenando cerca de su piso en Oviedo.

Dado que esto pone fin a mi tiempo pasado en el lugar precioso que es Asturias, una vez mas tengo que darles las gracias a Kevin y su familia por su hospitalidad y hacerme sentir como si fuese en casa durante mi primera visita al norte de España (bueno, salvo Barcelona, pero es una cuidad enorme así que no cuenta). Volveré de nuevo, eso es seguro…


26

Jul

2017

Gijón

26th julio 2017

Durante uno de los días que pasé en Asturias hicimos una visita a Gijón, un viaje de tren corto desde Oviedo. Pronto estábamos caminando de la estación hacia la costa bonita, pero claro que tuvimos que pasar un rato tomando un picho en un bar local. Tras uno de los sándwiches más deliciosa que he comido jamás (en serio), ¡estábamos en el puerto bajo el fuerte sol!

My first look at the northern coast

El puerto

This rabid pigeon wanted our food

Esta paloma fea quiso nuestra comida

A closer look over the bay

Sobre el agua

Dimos un paseo por el puerto hacia el lado de la cuidad antigua, donde una escultura verde con forma de árbol se reveló, y me dio cuenta de que se construyó con botellas de sidra – ¡sólo en Asturias! Desde allá, nos dimos una vuelta porque Kevin me quería mostrar otro parte de la costa, y así que pasamos por las calles monas del centro de Gijón.

The cider bottle tree

El árbol de sidra

A very pretty facade

Otra fachada bonita más

Through the archway

Pasando por las calles

Una vez habíamos pasado por la plaza en la foto de arriba, una vista me sorprendió – ¡una playa enorme! Estaba llena de personas disfrutando el sol y el calor, y estaba sorprendido porque no esperaba que haya playas así en el norte de España.

A view over the beach

Sobre la playa

Sin embargo en vez de quedar en la arena, giramos a la izquierda para caminar al lado de una iglesia costera y empezamos subir por una cuesta. Cuando llegamos a la cima las vistas se volvieron mejor y mejor – no me había dado cuenta de que estuvimos aumentando por una colina que ofrece vistas de 360° sobre la costa.

A kooky little resort on the coast

Una piscina y el mar

A view from a little further up

La vista desde más arriba

Three lamp posts and the sea

Tres lamparas y el mar

A la clima me dio cuenta de que yo me había dejado quemar los brazos y la cara – el viento fresco me había engañado para que pensare que el sol no era tan fuerte como era de verdad. Continuamos de todas formas y mereció la pena, nos encontramos frente una escultura enorme que se llama “Eligio del Horizonte”.

Where the sky meets the sea

El mar parece una obra de arte

Después de eso bajamos para volver al sitio en que se empezó nuestra exploración de la costa, y me compré un helado para distraerme del dolor de mis brazos. Pronto estábamos en una plaza al lado del puerto, ¡donde le conocimos a nuestra amiga Sara! Ella también pasó un año en Leeds con Kevin y yo, y era una maravilla estar reunidos de nuevo, después de muchas noches que pasamos en Inglaterra bebiendo y hablando de la posibilidad de unirnos en España. ¡Ese día llegó mucho más temprano que nosotros todos esperábamos!

Back down the harbour

El puerto de nuevo

The troublesome trio

¡Reunidos!

Para relajar un poco volvimos al puerto para tomar unas sidras (no hay sorpresa) y intenté escanciar la sidra por la primera vez. Hay que verter el liquido desde la botella al vaso a una altura de un metro o más – ¡no es fácil!

Here we go...

¡Hala!

A lovely place for a cider

Un sitio bonito para tomar una sidra

Some colourful stairs along the way

Escaleras coloradas

Después de beber un poco fuimos a explorar lo de la Semana Negra, un festival literario dedicado a las novelas negras. Había un mercado enorme, un mini parque de atracciones y un montón de quioscos en que se puede tomar una caña y disfrutar del ambiente. ¡Pasamos un buen rato en hacer eso!

Traversing the fair

Disfrutando de la feria

Demasiado pronto llegó la hora de marcharnos de Oviedo y despedir a Sara, pero estoy seguro que era más “hasta luego” que “adiós” – Gijón me encantó como lo hizo Oviedo. La próxima vez, no obstante, voy con crema solar…


24

Jul

2017

Graduación

24th julio 2017

El jueves pasado, y cuatro años después de mudarme a Leeds para empezar mi gran aventura, el día de mi graduación llegó – el 20 de julio. Mi familia y yo tuvimos que madrugar, despertándonos a las 6 de la mañana para estar en Leeds a las 8 para recoger los tickets y para vestirme en la toga, y entonces la ceremonia empezó a las 9:30 pronto.

Compulsory photograph in gown

Foto obligataria en la toga

Tras hablar rapidamente con mis amigos mientras se vistieron en la toga y sacaron fotos, de repente me encontré en la cola para entrar en el Gran Salón. Mis padres encontraron unos asientos cerca del fondo, y tras unas fotos embarazosas, nuestros profesores entraron y empezó la ceremonia.

My view of the ceremony

Desde mi punto de vista

Uno tras uno nos llamaron a recibir nuestros certificados y una felicitación de uno de los profesores más importantes de la facultad, y luego volvimos a nuestros asientos, y muy pronto nos estaban aplaudiendo mientras salimos de la entrada principal del salón. Licenciaturas en la mano, llegó la hora de sacar más fotos entre los ratos de lluvia ligera. La lluvia no arruinó nuestro día para nada – estábamos de muy bien humor – ¡dije que la carpeta de mi licenciatura era el paraguas más caro que había usado jamás!

Se sacaron un montón de fotos, pero solo hay una que a mí me gusta – decidí no comprar la fotografía profesional, pero creo que esta probablemente ha salido mucho mejor que las cuales se habrían sacado en un estudio.

My favourite portrait of the day

Mi retrato favorito

Como he dicho, la lluvia pareció solo mejorar nuestro humor jovial, así que os presento unas fotos más de nosotros mientras estábamos bromeando y usando las mucetas como capuchas de verdad. No hablemos de las connotaciones de Harry Potter (sí, es verdad que parecemos todos miembros de Slytherin), pero puedo confirmar que las mucetas funcionaban muy bien para mantener seco nuestro cabello…

These hoods are somewhat droopy

Las mucetas fueron un poco demasiado grandes

Group selfie

Selfie

The best poses

Los mejores poses

En fin tuvimos que separarnos, unos amigos debieron comer con sus familias y tal, así que mi padre y yo fuimos a explorar la biblioteca para tomar un retrato más en el sitio bonito de la Brotherton Library – dije que deberíamos sacar una foto en que me veo por lo menos un poco de intelectual…

Malfoy in the library

Malfoy en la biblioteca

Tras quitarme la toga y volvernos al coche a través de más lluvia, en fin entramos en nuestro hotel y salimos para picar un poco antes de cenar unos platos riquísimos en un restaurante en Leeds llamado Ox Club. Después de la cena salimos para tomar unos cocteles, pero logré pasar media hora con mis amigos antes de volverme al hotel para descansar tras un día muy largo.

Our pretty little hotel

Nuestro precioso hotel

Graduarme era una experiencia fenomenal, con un ambiente de celebración y diversión que no se desanimó por el tiempo que amenazó hacernos todos miserables. Era sorprendente ver un evento formal de ese tamaño pasar sin problemas, y sentí que era la conclusión perfecta después de los cuatro años en que he pasado por muchos países y experimentado muchas cosas.

Desde ese día he actualizado mi CV con mi resultado, y en este momento estoy trabajando para editar y subir más fotos de mi viaje a Asturias. Ya he publicado una entrada sobre mi estancia en Oviedo, ¡pero asegúrate visitar con frecuencia para ver más!