El reto puesto por la chef Sally Clarke era diseñar unas páginas muéstrales de su último libro de cocina. Inspirado por su restaurante en Londres y su estilo de escribir, desarrollé un estilo sencillo sino sofisticado y británico.

Las fotografías son iluminadas y compuestas sutilmente y naturalmente, celebrando la geometría natural, un estilo reflejado en la trama de iconos arriba. ¡Fotografiar ingredientes como la nata batida mientras se estaban derritiendo era un reto de verdad!

Para las páginas diseñé unos estilos, incluso colores inspirados por su colección de ingredientes limitada, una composición con espacio negativo para usuarios cocinando con dedos sucios, y unos estilos tipográficos.

Tras elegir una combinación tradicional de tipografías, «Gill Sans» y «Caslon», presté mucha atención al arte de componer el texto en un diseño limpio y legible.

Las páginas que introducen los capítulos, los que se dedican a un solo ingrediente, llevan una ilustración sencilla y una imagen enmarcada del ingrediente.

La pagina de contenidos agrupa las páginas de cada capítulo por color, y contiene texto que muestra el signo & estilizado que se usa en todo el diseño.

Cada página de receta lleva imágenes grandes del plato completado, una lista sencilla de ingredientes, e instrucciones que se componen para que se lean fácilmente.