Elmwood me retó a re-imaginar un canal de radio local en un mundo en que los coches son automáticos. Sabiendo que los pasajeros optarán por entretenimiento más inmersivo, y tras investigar las motivaciones del usuario y los beneficios del radio local, el concepto final era un servicio de karaoke disponible en coche.

El servicio «Autokara» permite que un usuario disfrute de la música local en una manera más inmersiva y social, con los DJs del radio convirtiéndose en DJs de karaoke. Un usuario puedo participar a través de tres modos:

  1. SoloLos pasajeros solos cantan en la privacidad de sus propios coches.
  2. ArmonizarUn grupo canta juntos o puede conectar con amigos en otros coches.
  3. Traffic JamEn un atasco, empieza un concierto en que participan todos los coches.

La identidad visual de Autokara se inspiró por las olas del radio y sonido, con colores brillantes y divertidos que son derivados de los colores usados en pantallas de karaoke tradiciones.

Para complementar los visuales vibrantes, el tono de voz es imperativo sino divertido, con la tipografía fuerte sino agradabl «Effra» por «Dalton Maag».

Los coches automáticos de hoy llevan una pantalla central, la que usa la interfaz del usuario, con un diseño sencillo de burbujas coloradas que dejan un usuario empezar a cantar sin retraso.

Para demostrar la diversión ofrecida por el servicio y cómo funciona, creé este anuncio divertido. Si te gustaría descubrir cómo logramos llenar un coche con luces, echa un vistazo a esta entrada de mi blog, o disfruta del anuncio abajo.

Para promover el servicio, dos campañas de pegatina se lanzarán. La primera usará pegatinas magnéticas en los parachoques de aficionados, y la otra utilizará pegatinas guerrillas puestas en coches aparcados.

Junto con esas campañas, se venderán micrófonos de marca para introducir un aspecto táctil y enriquecer la experiencia inmersiva del servicio.

En realizar este proyecto me divertí mucho, y estuve feliz al descubrir que me habían elegido a presentarlo al equipo de Elmwood, después de que me ofrecieron un becario en su oficina en Leeds.

Muchas gracias a Fiona Briggs por protagonizar en el anuncio, a Emily Birdsey por ser la voz del sistema Autokara y a Steven Briggs por ayudarnos durante la grabación del vídeo.