24

May

2017

Liverpool con Kevin

24th mayo 2017

Dado que mis padres me habían dejado la coche durante sus vacaciones en Murcia, yo y mi amigo Kevin decidimos usarlo bien y echamos una visita a Liverpool para el día. Después de un paseo en que no choqué (un milagro verdadero), pasábamos un buen rato circulando en el centro de la cuidad, buscando parking en un ataque de nervios.

Una vez habíamos encontrado un espacio y buscado unas monedas para pagar el aparcamiento, fuimos al centro y empezábamos a explorar. Yo sí tenía que echar un visita a unas de las tiendas de «Bold Street», incluso un rodeo pequeño para visitar el edificio más antiguo de la cuidad, el «Bluecoat Centre».

The courtyard of the BluecoatThe courtyard of the Bluecoat

La plaza de el Bluecoat Centre

Inicialmente fuimos a visitar la terraza para broncearnos un poco en los rayos raros del sol, y después parábamos un rato para beber un té y comer un trozo de pastel rico en la cafeteria.

A view from our spot

Una vista desde nuestro banco

Reading in the gardens

Leyendo en la terraza

Una vez habíamos vuelto al interior me encantó una instalación de unos carteles que se pusieron en una pared alta en el espacio de exhibición, y pasé un rato jugando con los ajustes manuales de mi cámara y buscando buena luz – la encontré en fin y dije a Kevin que él tenía que ser mi modelo.

Posters for days

Carteles

Is that Kate Moss?

¿Kate Moss, eres tú?

Cuando el sol volvió a aparecer sol decidimos volver a las calles y caminamos hacía el muelle y los centros comerciales. Tras una discusión larga, tomamos la oportunidad para experimentar con más fotografía, y le enseñé a Kevin como se usa mi vieja cámara de película. Sacábamos muchas fotos con esa también, ¡y estoy esperando desarrollarlas pronto!

There's only one way

One way

Down at the waterfront

Sobre el agua

Kevin took this one

Kevin sacó esta foto

Cuando había intentado explicar el funcionamiento de mi antigua cámara manual, Kevin intentó sacar unas fotos de mí. Después de eso volvimos a «Bold Street» para cenar en uno de los restaurantes, y entonces volvimos al coche y dábamos una vuelta a Leeds con unos sonidos extraños del coche y piezas de metal en las autopistas…

Stole my damn camera

Él robó mi cámara

Cool stairs are cool

Estas escaleras molan

Some lovely food

Buena comida

A pesar de nuestra experiencia cercana a la muerte en la autopista, sobrevivíamos y llegábamos en Leeds, y entonces tuve que ir al aeropuerto para recoger a mis tíos que habían vuelto desde Murcia durante la noche.

Para compartir otras noticias, hace literalmente un par de horas hice mi presentación final para la universidad – y ahora mi última obra univeristara ¡se esta hecho! Con unas otras cositas acercándose, voy a pertenecer en Leeds un rato más, pero seguro que voy a explorar un poco más cuando puedo – y naturalmente os traeré todas las actualizaciones aquí…


24

May

2017

Saltaire

24th mayo 2017

Ahora que he terminado unas cosas para nuestra exhibición final universitaria, pasaba unos días en hacer nada pero descansar, mientras que fui a Saltaire para sacar unas fotos y escapar del ambiente frenético de Leeds. Saltaire está ubicada a quince minutos fuera de Leeds, y se protege como un sitio UNESCO por causa de su historia y apariencia bonita y pintoresca.

A house in the village

Una casa en el pueblo

Llegué en el coche que mis padres me dejaron mientras que estaban de vacaciones, y empecé en andar por las calles de casas idénticas al centro del pueblo.

The quaint houses of Saltaire

Las casas lindas de Saltaire

Looking into the valley

Mirando al valle

Desde el centro fui hacía el molino, pero el tiempo sin lluvia pareció limitado así que pensaba que debería explorar los partes del aire libre antes de visitar los interiores. Tras cruzar el río hay un parque súper bonito en que se puede sentar al lado del agua con un helado, pero el tiempo británico no quería cooperar en ese día…

Looking over the cricket ground

Una vista sobre el río

The mill from the park

El molino desde el parque

Vagando un poco más, encontré una oca canadiense que estaba andando por el parque, pero las nubes continuaban llegando así que hice una vuelta a la iglesia y el molino. El pueblo entero se construyó en 1851 por Titus Salt, él que usó su apellido junto con el nombre del río – El Río Aire.

My new pal

Mi nuevo amigo

Construido al lado del molino de textil, Salt creó las calles arregladas para los trabajadores del molino, y construyó otros edificios como un ayuntamiento y una iglesia – la que visité tras caminar a punto de pie alrededor de una familia de ocas que había invadido el cementerio.

The church in Saltaire

La iglesia

Después de eso crucé la calle y eché una visita al molino enorme, que hoy en día se parta en cuatro planos de cafeterías, tiendas y espacios de exhibición. Mientras estaba allá encontré una exhibición de las obras de David Hockney, un artista famoso que se crió en Bradford, una cuidad al lado de Saltaire.

Inside the mill

En el molino

The David Hockney exhibition

La exhibición de David Hockney

Exploraba la exhibición un poco, y comía una ensalada enorme de un cafetería en que Hockney había diseñado los menús, y eventualmente decidí volver a Leeds. Después del viaje me sentía un poco refrescado, y ahora estoy en el proceso de preparar mi portafolio y ensayar mi presentación para mi última obra universitaria jamás mañana… ¡Deséame suerte!


24

May

2017

Una vuelta a Madrid

24th mayo 2017

Después de un viaje por Andalucía en que visité Córdoba, Sevilla y Granada, di una vuelta al centro del país para visitar Madrid, mi segundo hogar. Al llegar en la estación de autobuses, fui directamente al metro para ir al centro donde encontré mi hostal y me acosté para la noche.

Waiting on the platform

Esperando en el andén

El siguiente día me puse a hacer unas de las actividades que echo de menos de mi estancia viviendo y trabajando en la cuidad. Empecé el día en un bar con un café con leche y pan con tomate, y después fui a Chueca a comprar unas cositas y explorar unas de mis tiendas favoritas, incluso una especialista de chocolate, una tienda de iluminación y una tienda de camisas horrorosas. Poco después, y con una lámpara, selección de chocolate y camisa nueva, viajé al sur de la cuidad para visitar El Centro de Diseño del Matadero.

Una vez había bebido unas jarras de tinto de verano y explorado las exhibiciones, volví al centro soleado para comer un poco de pizza deliciosa en la terraza de El Corte Inglés de Callao. Allá me compré un gin tonic y pasé un rato admirando las vistas de la cuidad.

A view to the south

Mirando al sur

Tras pasar la noche cenando tacos con unos amigos, el próximo día fui al este para visitar el equipo de Erretres para ponernos al día y salir para comer como lo hicimos cuando trabajaba allí. Andaba tan despacio entre las jardines del palacio real que llegué tarde a la oficina – supongo que yo había cambiado a la hora española…

Llegar al estudio de nuevo era fantástico, e intenté ponerme al día con mi español que me sale cada vez peor. Después de echar un vistazo a unos de sus proyectos corrientes y reírme de un error de traducción, eventualmente nos fuimos a comer en el café en que pasé muchos de mis jueves mientras trabajando con el equipo.

Reunited with the team

¡Reunidos!

Al salir de la comida tuve que dejar que el equipo vuelva a trabajar, así que fui a Casa de Campo en el metro y disfruté de un helado al lado del lago, mirando el mundo pasar para un rato.

The familiar Metro stop of Príncipe Pío

La parada familiar de Príncipe Pío

A panorama across the lake

Una vista sobre el lago

El día próximo era súper relajado, pero después de todos mis viajes sentí que merecí un descanso. Tras muchas cañas y tapas, acabé en tomar una cerveza en Parque del Oeste, mirando la puesta del sol antes de volver al centro para cenar.

The sun sets over the east of the city

El sol se pone

De repente era mi último día en Madrid otra vez, entonces cogí mi cámara y salí a explorar. Durante la noche acabé en el sur de la cuidad, donde comía unos tacos riquísimos y encontraba una obre de arte callejero y un edificio abandonado.

Tapas in the market

Tapas en el mercado

Street art in Lavapies

Arte callejero en Lavapies

The ruin below a blue sky

Un edificio arruinado

La próxima mañana tuve que ir por Cercanías al aeropuerto y de pronto estaba volando sobre Francia con un vaso de vino tinto demasiado caro en la mano. Desde entonces he estado trabajando sin parar en mi último proyecto universitario, pero pronto os traigo unas actualizaciones durante las semanas que vienen, mientras se acercan eventos como la exhibición universitaria.


23

Abr

2017

Nace una «goddess»

23rd abril 2017

Esta entrada tiene un titulo un poco extraño, pero os explicaré ya. Hace una semana más o menos, durante trabajando con Elmwood, empecé dibujar unas ideas para una nueva tipografía que he tenido en mente desde hace mucho tiempo ya. El titulo temporal de la tipografía es «Goddess» (Diosa), y el plan es que va a transformarse en la nueva tipografía que utilizo yo para mi marca personal y en mi web en el futuro.

A little preview of where I am thus far

Una vista previa del diseño

Como puedes ver en la foto de arriba, he construido las letras (que aún no son finales) mediante el uso de formas sencillas dibujadas con un compás y un lápiz. Este proceso se inspiró por un maestro del diseño tipográfico, Eric Gill. Él hizo los bocetos debajo para construir la tipografía que lleva su nombre, Gill Sans, y para mí son objetos de belleza exceptional.

Gill's drawings for Gill Sans

Los bocetos de Eric Gill

Para los que no son familiares con el proceso de diseñar tipografías, os explico de donde vienen los problemas que he sufrido con las letras redondas, y hay dos razones principales. En primer lugar, hay que extender el tamaño de las letras redondas un poco arriba y debajo de la linea por causa de la manera en que el ojo humano percebe la altura de letras redondas comparado con las cuadradas.

En segundo lugar, letras como la o no deben ser círculos perfectos porque si son se ven demasiado anchas – pero si ajustas la anchura sin hacer modificaciones, se ven deformadas. Por este razón he tenido que pasar mucho tiempo en trabajar para hacer que las letras como la ce, de, o y e se vean bien.

A more detailed look at the process

Una vista más detallada

Como ves ando cambiando el diseño poco a poco, indicado por mis notas rojas. Es un proceso muy largo – imagínate que hay 26 letras, y 26 más para los mayúsculos, y entonces hay números, puntuación, y una colección de caracteres especiales (como la eñe) – todos los que hay que ser diseñados para fluir bien. Una pesadilla de verdad.

Os comunico mi progreso mientras voy diseñando durante las semanas que vienen, especialmente cuando empiezo a digitalizar el diseño – hasta ahora he hecho todos los dibujos con papel y lápiz. Me encanta trabajar así porque me hace menos crítico con mis diseños, y puedo ajustar y conectar las curvas en una manera que no es posible en la pantalla.

Viva el papel, el lápiz y el compás – a pesar de que me he apuñalado inadvertidamente unas veces con el. Sangre, sudor y lagrimas han entrado en el proceso de crear esta maldita tipografía.


20

Abr

2017

Saludas al nuevo «look»

20th abril 2017

¡Hola a todos y bienvenidos de nuevo al nuevo diseño de mi web! Introduce muchas cosas nuevas, como una nueva selección de proyectos, una página para cada cuidad que he visitado y mucho más. He escrito todo el texto y construido cada página desde cero, así que si notas algo errado o que no tiene sentido, no te dudes en contactarme.

Ahora que tengo una nueva web y estructura (detrás de las escenas), tengo muchas ganas de actualizar mi blog español con mucha más frecuencia. Mi estancia en trabajar con la compañía madrileña Erretres me ayudó mucho a mejorar mi español, y ahora voy con más confianza en mi capacidad de escribir, así que el plan es practicarlo aquí – ¡que tengais paciencia si lo que escribo sale un poco errado!

Como siempre, me podéis gritar a mí por email para corregirme o con cualquier duda o pregunta que teneis. No muerdo.